Las 30 mejores películas del 2015 para volver a ver en 2016

El repaso del año se nos atrasó un poco… Pero vale la pena por la lista variadísima que conformamos con el equipo de MOOG para las 30 mejores películas del 2015

30-mejores-peliculas

El año 2015 prometía muchas cosas y terminó siendo completamente impredecible. Éxitos que no deberían ser éxitos, fracasos que no deberían ser fracasos, mediocridad donde esperaba la excelencia y una inesperada excelencteia donde se esperaba mediocridad.

Universal se llevó toda la guita al consolidarse con mega éxitos de taquilla como Mundo Jurásico, Rápidos y Furiosos 7 y Los Minions; sin embargo, ninguno de esos títulos encontró un lugar en esta lista. Marvel inició una nueva etapa tras Los Vengadores: Era de Ultrón y Ant Man, una etapa que comienza a exigirle salirse de su zona de confort si es que quiere seguir en ascenso y no caer ante la inminente fatiga de los superhéroes.

La comedia tuvo un año verdaderamente mediocre sin casi ningún título que se destacara (por eso The Martian fue elegida Mejor comedia en los Globos de Oro, cuando es obvio que es un drama), mientras que la acción/aventura se consolidó como el gran género de masas. Dentro de este, un subgénero ha demostrado estar lleno de potencial: las películas de espías.

El drama muestra sus mejores productos en estas fechas próximas a las premiaciones; sin embargo, aquí en Uruguay esos estrenos quedan reservados para 2016, así que pueden descartarse de esta lista obras como Steve Jobs, Spotlight, Revenant: el renacido, Room o Los ocho más odiados.

La lista es entreverada, variada y tan impredecible como el propio año.

30) El Principito

Las películas animadas que no son de Pixar o DreamWorks, muchas veces tienen problemas para posicionarse entre las secuelas como La Era del Hielo 7: ¿en serio seguís viendo esto después de la de los piratas? o Madagascar 15: sigue sin ser en Madagascar pero no le vamos a cambiar el título. Pero uno creería que con material base tan famoso como el inmejorable libro de Antoine de Saint-Exupéry, El Principito debería haber sido todo un éxito.

Aun así pasó sin pena ni gloria por la cartelera, una lástima porque es fácilmente de las mejores películas animadas en mucho tiempo y un verdadero tributo a su libro de origen sin ser una adaptación convencional. (JJTN)

29) Abzurdah

Realista en cada detalle. Dramática, pero no exagerada. Difícil de tragar. Difícil, muy difícil. Así es Abzurdah, la historia de una chica que ama pero no es correspondida, que entrega su virginidad de cuerpo y alma a un hombre que solo la retribuye con promesas falsas que duran poco. Y de todo lo que viene después. (MS)

28) The Woman In Black 2: Angel of Death

La original había hecho ruido en particular por ser una de las primeras películas con un protagónico de Daniel Radcliffe tras el fin de la saga de Harry Potter, y la segunda pasó con un poco menos de notoriedad. Pero este filme de terror, dirigido por Tom Sharpe (que se está encargando de la actual adaptación en formato serie de la novela de León Tolstoy Guerra y Paz para la BBC, con un rotundo éxito de crítica y público), fue de lo más destacable en un año más bien magro para el terror.

Al igual que la primera entrega de la saga, Woman In Black 2 está muy bien ambientada; maneja bien los tiempos y los silencios y no abusa de los efectos especiales ni las apariciones fantasmagóricas (si bien las hay). La ambientación de época está muy bien lograda y también es un destaque. A pesar de no romper ningún hielo en el género, sí funciona en gran forma para los fans del terror. (MS)

27) Misión: Imposible – nación secreta

No rompe con ninguna tradición de la saga. Mantiene todos los tics de las anteriores que tan bien sintetizaron los muchachos de Honest Trailers: hay máscaras ridículamente realistas, agentes secretos con dos caras, espías repudiado por sus agencias y la frase “tu misión, si elegís aceptarla”; además de, obviamente, Tom Cruise corriendo.

Pero la acción es impecable, la dirección es arriesgada, el humor está bien utilizado y Cruise tiene carisma a patadas para sostener cualquier debilidad, además de que a él se suma el trabajo estelar de Rebecca Ferguson. No es la más memorable del grupo, pero sí una demostración más de que Misión: Imposible es imparable. (GGN)

26) Letras Explícitas (Straight Outta Compton)

Las biografías musicales nunca vienen mal. En este caso, la historia del grupo N.W.A., que sentó las bases de lo que fue el rap de los 90 y gran parte de lo que es todavía. Con reconocidos nombres como Ice Cube, Dr. Dre e Easy E funcionando como protagonistas, Letras Explícitas es verdaderamente la historia revolucionaria más interesante del año, acompañada con grandes actuaciones y un enfoque tan enérgico y potente que la ganó a su director la changa de encargarse de Rápidos y Furiosos 8. (JJTN)

25) Sin hijos

Por detrás del humor, que es la prioridad del director Ariel Winograd, subyace la necesidad de encontrar el equilibrio entre ser padre y ser amante. El personaje de Victoria decide no vivir la maternidad en lo absoluto. El personaje de Gabriel elige evitar la pasión y el amor. Cuando se encuentran, chocan el deseo de ella -un hombre que le dé estabilidad- con la idolatría que él hace de su hija. Con este tema como motor y con un lenguaje vulgar típico del Río de la Plata, Sin hijos ilustra las dificultades de cualquier pareja que se enfrenta a la paternidad. (PV)

24) Sinister 2

Contrario a lo que pasa la mayoría de las veces, Sinister 2 es una secuela que no decepciona. Mantiene los elementos centrales de la primera: las cintas de asesinatos de familias, el demonio que aparece en las grabaciones y obliga a los niños a cometer los crímenes y el investigador valiente que va detrás de la verdad, pero enfatiza algunos recursos que en la primera aparecían más soslayados.

Aunque no agrega nada nuevo al cine de terror contemporáneo, que parece estar estancado desde hace ya varios años, tampoco quita, y logra el cometido, por lo menos inmediato, de asustar. El boogeyman ha triunfado una vez más. (MS)

23) El espejo de los otros

Una familia corrompida por el dinero y el poder, sumida en el engaño y la violencia. Una pareja de esposos que se tienen el amor más profundo y leal que existe pero no pueden estar juntos. Otra pareja de esposos, que sí pueden estar juntos pero que no se aman. Tres mujeres que mienten para compartir una comida y dar refugio a un amor prohibido y enjaulado. Como Dios, los hermanos interpretados por la pareja excepcional de los actores Pepe Cibrián y Graciela Borges observan todo desde la seguridad de su completa discreción en el restaurante que dirigen, Cenáculo.

El filme, dirigido por Marcos Carnevale, conocido por la serie Guapas y la película Corazón de León, cuenta con un impecable elenco de actores que logran hacer oscilar la trama desde la tensión y la angustia hasta la risa y la reflexión. (PV)

22)  Puente de Espías

Tom Hanks + Steven Spielberg + guion de los hermanos Coen. Es una combinación que nunca puede salir mal, y las pruebas están a la vista. El thriller de espionaje de Spielberg logra atrapar con mucho diálogo y muy pocas balas. Si bien es una película en la que parece que no pasa mucho en largas porciones, los intercambios entre los personajes hacen que el interés no se pierda nunca. De lo mejorcito de Hanks en los últimos años así como de Spielberg y los Coen. Ojalá que la próxima colaboración sea pronto. (JJTN)

21) Everest

Rob Hall, una de las personas no-sherpas con más ascensos al Everest en la historia, lideró en 1996 la infame expedición a la cima que dejo ocho muertos en el punto más alto del planeta. Everest, la dramatización de esos eventos, se desarrolla lentamente para llegar al clímax en que se vuelve una verdadera película de desastre.

Cuando llega finalmente la tragedia, lejos de un clímax de acción y adrenalina se trata de una imagen mucho más emocional y trágica, mucho más real en definitiva. En este sentido, la dosis de realidad hace completamente incierto el final –a menos que se conozcan los eventos que inspiran la trama- debido a que no importa quién es protagonista, quién es bueno y quién no: mueren los que mueren y viven los que viven. (JJTN)

20) Siempre Alice

Julianne Moore obtuvo su primer óscar por su interpretación de la Alice del título, una profesora de gran inteligencia que debe enfrentarse con el desmoronamiento de su propia mente a causa del Alzheimer. Pero este drama duro también destaca por la labor de Kristen Stewart, en uno de los dos papeles que le valieron un descanso de las críticas que recibió por Crepúsculo (el otro fue Clouds of Sils Maria, increíblemente traducido al español como El otro lado del éxito).

El foco de Siempre Alice está en la lucha del personaje del título contra el paso inexorable de la enfermedad, y sin embargo la relación entre la protagonista y su hija, interpretada por Stewart, termina volviéndose clave en el valor del filme.

19) Star Wars: el despertar de la fuerza

No es una película perfecta, no es la película más original de la década y sin duda no es la mejor película del año. Merece igualmente el lugar en esta lista porque logró revivir a una franquicia que parecía condenada a morir con sus precuelas.

En este sentido, El despertar de la Fuerza introdujo suficientes elementos nuevos a la saga como para estar entusiasmado con el futuro, mientras mantuvo muchas cosas que funcionaron anteriormente para servir de tributo  a una trilogía original tan celebrada por sus fans. Pero además es una película resumida en la palabra entretenimiento: grandes escenas de acción, humor bien distribuido, momentos de emociones fuertes y –sobre todo- un sentimiento de aventura en una galaxia muy muy lejana. (JJTN)

18) True Story

Basada en el libro True Story: Murder, Memoir, Mea Culpa, esta película presenta la historia real del periodista Michael Finkel, quien es echado del New York Times por mala praxis periodística y poco después descubre que un asesino, Christian Longo, estaba escondido utilizando su nombre como un alias. Finkel (interpretado por Jonah Hill) decide entrevistarlo en la cárcel para ver por qué Longo (James Franco) había usado específicamente su nombre, y desde ahí la relación entre los dos se estrecha de maneras peligrosas.

Es una película lenta, ya que su interés está centrado en los diálogos entre Finkel y Longo, apoyados en las actuaciones destacadas de Hill y Franco; dos amigos que se escapan de la comedia un rato para entregar un drama periodístico, ético y de suspenso.

17) Roger Waters – The Wall

Con el streaming, con la piratería, con los DVDs o con los VHS si uno es amante de lo retro, ir al cine para aguantar la estupidez de la gente que no puede contener sus ganas de hablar en la sala se justifica solo si la espectacularidad de la película requiere de una pantalla gigante y un equipo de audio acorde para poder disfrutarse al máximo. El documental Roger Waters – The Wall sumaba algo más: una función única -aunque después se sumó una segunda- y no estaría más en cartel. Era, entonces, una experiencia. Y vaya si el filme estuvo a la altura.

Para cualquiera que se haya perdido la gira que el exbajista de Pink Floyd realizó en 2010-2013 a caballo de su obra discográfica más compleja, la ópera rock The Wall, este documental permitió un atisbo de lo que fue el show, desde las lágrimas de los fanáticos -incrédulos de estar cantando temas como “Comfortably Numb”- a los excesos que habían hecho mítica la primera gira que Floyd hizo con el disco en 1980 y que apenas había llegado a las 31 presentaciones en solo cuatro ciudades. Y para los que fueron, permitió revivirlo un rato.

16) Los huéspedes

Luego de su última y desastrosa After Earth, M. Night Shyamalan decidió salir del sistema de Hollywood para escribir y dirigir una pequeña película en formato found footage (esas en que los personajes filman) y financiada directamente de su bolsillo: Los huéspedes. Sin saber siquiera si sería capaz de venderla una vez que la terminara, Shyamalan realmente realizó una apuesta muy grande en este proyecto para recuperar las credibilidad de sus antiguos admiradores.

El buen nivel de los actores infantiles, la combinación exitosa de escalofríos, comedia e incluso drama humano y una vuelta de tuerca al final de la película que no resulta ridícula como las de las últimas obras de Shyamalan, sino que aun en es efectivo a pesar de ser sencillo, vuelven a dar esperanza para el futuro del director indio americano. (JJTN)

15) Retrato de un comportamiento animal

Los uruguayos Florencia Colucci y Gonzalo Lugo conforman la dupla de directores, guionistas y protagonistas de esta comedia romántica, y es difícil pensar en alguien mejor para todos esos roles.

La trama es bastante simple: Mato, un biólogo marino que quiere nadar con delfines, se encuentra con Martina, una chica que busca llegar a Bahía y conocer más sobre la Tropicalia. Después, se pelean, se aman y se odian una y otra vez. Así transcurre su amor de verano, sin llegar nunca a conocer del todo al otro.

Entonces, ¿qué tiene de especial esta película? El uso y juego de imágenes para la constante comparación de las reacciones humanas con el mundo animal, que llevan a descubrir lo instintivas e impulsivas que pueden ser las primeras, combinado con el valor añadido del carisma y el humor a lo largo de todo el guion. (PV)

14) El regalo

Simon (Jason Bateman) y Robyn (Rebecca Hall) acaban de mudarse a una casa en los suburbios donde él busca llevar su carrera al siguiente nivel y ella descansar tras momentos complicados de su vida. La casualidad los lleva a cruzarse con Gordo (Joel Edgerton), un viejo compañero de Simon en el liceo. El encuentro es incómodo y fugaz, pero Gordo encontrara la manera de seguir involucrándose en la vida de la pareja llevándole regalos de bienvenida a su hogar y siendo perturbadoramente amistoso.

A medida que El regalo avanza se van descubriendo un par de secretos de esos que es mejor mantener enterrados en el pasado. Es una sorpresa agradable. La premisa puede ser ejecutada de 99 formas trilladas y previsibles, varias de ellas hasta entretenidas por un tiempo, pero esta película de Edgerton (su debut como director) tiene un poco más de cerebro y corazón del que suele verse en thrillers del estilo. Hay secretos escondidos, hay una historia de venganza y hay muchos otros elementos que no pueden faltar, pero todo gira en torno de personajes bien desarrollados e interpretados.

13) Una noche sin luna

El debut como director de Germán Tejeira y la segunda película de la productora Raindogs Cine tras haber realizado la memorable Anina, la comedia dramática Una noche sin luna es poco ambiciosa en su superficie, pero hay algo más profundo en su busca de la magia del cine en la vida tranquila de un pueblo del interior uruguayo.

Los cuatro actores principales -Elisa Gagliano, Roberto Suárez, Marcel Keoroglian y el músico Daniel Melingo- hacen un trabajo más que destacado, y terminan de cerrar el combo de humor y momentos tiernos que dejan con una sonrisa en el rostro. (GGN)

12) La cumbre escarlata

La última película de Guillermo del Toro no es tanto un cuento de fantasmas sino un cuento con fantasmas, pero centrado en los humanos. Los monstruos de esta historia son en verdad personas, y cuando el guion juega con esa idea es cuando el terror realmente se aparece.

Las actuaciones de Tom Hiddleston, Mia Wasikowska y en particular de Jessica Chastain son excelentes a lo largo de todo el filme, que sigue a una aspirante a escritora que se enamora de un extranjero misterioso y en medio del romance es afectada por una tragedia familiar que la lleva a mudarse con él. Sin embargo, los fantasmas que hay en la mansión de su familia resultan peores que los que había dejado atrás en su escape. Al final, La cumbre escarlata es un hermoso cuento de terror. (JJTN)

11) Home

Esta película animada de DreamWorks presenta una premisa no demasiado infantil: una raza de aliens invade el planeta Tierra y captura a todos los humanos, salvo a Tip, una niña pequeña que evita la detención pero queda separada de su madre. Estos aliens, los boov, pretenden hacer de la Tierra su nuevo hogar (“home” en inglés) luego de haber visto cómo su propio planeta era destruido. Mientras busca a su madre, Tip se hace amiga de Oh, un alien que es perseguido por su propia raza luego de cometer un error que puede poner en riesgo de una nueva y más peligrosa invasión a la Tierra. Y es una historia de lo más divertida y tierna, que muestra muy bien cómo son las personas, lo que sienten y lo que los caracteriza, y por qué necesitan de las relaciones interpersonales. (PV)

10) Cobain: Montage of Heck

El vocalista de Nirvana, Kurt Cobain, se convirtió en un emblema del grunge y el rock alternativo a principios de los 90 gracias a su enorme capacidad para expresar angustia, rebeldía y dolor en su música, además de tener un toque pop que le daba a sus canciones un potencial masivo. Tras su suicidio en 1994, una vez que ese dolor -físico, por sus aflicciones crónicas, y mental, por su adicción a la heroína- Cobain entró en el panteón de los dioses del rock. El documental Montage of Heck busca sumergirse en su mito para buscar al hombre e intentar develar las razonez de su suicidio, y lo hace a base de un enorme trabajo de documentación.

Aparecen filmaciones en Super 8 de cuando Cobain era niño y gran cantidad de material inédito, mientras que fragmentos de lo que pasaba por su mente torturada son representados a través de animaciones. Se ven las señales que el músico enviaba de los problemas que tenía, y cómo nadie se daba cuenta de lo que se venía, desde sus dibujos a la medicación que le daban en la infancia por su inquietud. Es un vistazo crudo y duro dentro de la personalidad de una de las figuras más fascinantes de una década con mucho para explorar, la de los 90. (MS)

9) Ex Machina

Todos los años sale una pequeña película independiente escrita y dirigida magistralmente y con actuaciones que inmediatamente lanzan a sus protagonistas a mayores oportunidades. Este año le toca a Ex Machina, la opera prima del director y escritor Alex Garland, que recae casi enteramente en las actuaciones de sus tres protagonistas: Domhnall Gleeson, Oscar Isaac y Alicia Vikander.

Una pequeña historia de ciencia ficción llena de tensión, intriga y preguntas éticas de las que uno puede esperar en este tipo de películas. Una de esas que puede habérsele escapado a muchos, pero que vale la pena reconocer. (JJTN)

8) Spy: Una espía despistada

En serio creo que 2015 fue un año para el olvido en términos de comedias. Si bien algunas películas de acción fueron muy efectivas en su uso del humor, ninguna comedia pura y dura pudo hacerme reír realmente en todo el año, salvo Spy.

Desde la primera escena uno puede darse cuenta de que pese Johnny English, Austin Powers y El Superagente 86, todavía quedan formas de sacar risas desde el género de los espías. Además, Jason Statham –más conocido como “el pelado de El Transportador“- es gracioso y nadie había avisado. Ni idea de por qué demoraron tanto. (JJTN)

7) Kingsman: el servicio secreto

No estoy obsesionado con los espías, simplemente fue un buen año para ellos. Matthew Vaughn es de esos directores que pueden tomar la historia más absurda y exagerada y presentarla de tal manera que sea irresistible y agresivamente entretenida. No es secreto la enorme influencia de las antiguas películas de James Bond en el material que da origen a Kingsman y en la pantalla se muestra un filme tan violento, gracioso y descarado que da gusto ver que sea consciente de su propia ridiculez. Colin Firth, no creo que quede ser humano en este planeta que todavía no te ame. (JJTN)

6) Tan frágil como un segundo

La violencia de género está hoy más presente que nunca en la agenda pública, con marchas y otro tipo de manifestaciones que buscan ponerle un fin a un número demasiado alto de asesinatos (y una cantidad incontable de casos que no llegan a la muerte). La película de Santiago Ventura Tan frágil como un segundo muestra dos perspectivas del tema en los personajes de Julieta (encarnada por Berenice Perciballe, cuya entrevista con MOOG podés leer en este link), una prostituta con madre y amigas prostitutas, y Sofía (interpretada por Vera Navrátil), que vive en un entorno de clase alta y privilegios que no bastan para protegerla.

Sin mostrar ningún abuso sexual de manera explícita, la película logra generar angustia de manera constante. Esto prueba que no es necesario involucrar imágenes de desnudos ni violencia excesiva para transmitir las emociones de terror y desamparo vividas por quienes transitan esas situaciones. Quizás lo más doloroso sea el hecho de saber que esta película no es mera ficción, y que, en bruto o bajo lindas fachadas, la prostitución, la trata de blancas y el abuso están latentes en la sociedad uruguaya. (PV)

5) Misión rescate (The Martian)

De los otros títulos mencionados, estoy seguro de que por cuestiones de gustos algunos pueden ser desmerecidos como malas películas, divagues, muy violentas, emboles y otros calificativos, pero me cuesta pensar en algo negativo de Misión rescate. Dirigida magistralmente por Ridley Scott, es una película hermosa de ver, escuchar y vivir. Con ese guion de Drew Pearce que es inesperadamente gracioso, emocional y lleno de tensión, cada segundo en pantalla se siente como un segundo en la vida de Mark Watney (Matt Damon).

Todas las actuaciones además del híper carismático protagónico de Damon son excelentes y están a la altura de una historia que simplemente tiene todo lo que debe tener una historia. Por donde se la mire la película es un éxito, pero lo más importante es que es realmente una de esas que se puede revisitar una y otra vez. La única que película en 2015 que apenas había terminado ya estaba pensando en cuándo la vería de nuevo. (JJTN)

4) Mad Max: furia en la carretera

Sin lugar a dudas fue el éxito más inesperado de 2015. Una película que tardó en filmarse mucho más de lo planeado, con retrasos y rumores de peleas en el set. El retorno a una franquicia olvidada en el tiempo sin siquiera la vuelta de su protagonista original (un entonces desconocido Mel Gibson) pero sí de su director George Miller (que desde entonces había hecho Babe: el chanchito valiente y Happy Feet).

Furia en la carretera es la prueba en celuloide de que el género de acción todavía puede encontrar manera de reinventarse. Podría resumirse como una escena de acción de dos horas a pura caos y adrenalina. Con diálogos limitados, muchos efectos prácticos y un protagónico femenino inesperado que transforma a esta historia en la película con más testosterona y feminismo que nunca había visto la pantalla grande. (JJTN)

3) Birdman (o la inesperada virtud de la ignorancia)

Parece que hace una vida que se estrenó, pero la película que volvió a darle relevancia mundial al mexicano Alejandro González Iñárritu llegó en enero del 2015 a los cines uruguayos, y de ahí fue a ganar el óscar a Mejor película, Mejor director para González Iñárritu, Mejor guion original y Mejor fotografía para Emmanuel “Chivo” Lubezki, que se ha forjado un lugar en el top 10 de los mejores DF de la historia.

Con actuaciones fantásticas de un elenco extensísimo (principalmente Michael Keaton, otro que volvió a la relevancia, pero también Ed Norton, Emma Stone, Zach Galifianakis, Andrea Riseborough y Naomi Watts), un guion demencial que se mete con la cultura hollywoodense y del teatro Broadway y el recurso fotográfico de filmar todo en largos planos secuencia que lo dejan a uno maravillado desde el punto de vista técnico, Birdman es una película extraña y particular, de las que ya no se ven tanto. No es uno de esos filmes serios y profundos diseñados específicamente para ganar premios (para eso estuvieron La teoría del todo y El código Enigma), sino una obra cinematográfica que los mereció por su propia originalidad. (GGN)

2) Whiplash: música y obsesión

La actuación de JK Simmons termina por hacerse un poco exagerada entre tanto grito, pero su trabajo como el profesor de conservatorio que enloquece al protagonista encarnado por Miles Teller a fin de sacar lo mejor de él como baterista de jazz fue de lo más memorable del año.

Con un montaje técnicamente espectacular y pasajes musicales de los que erizan la piel, en particular la escena final, Whiplash encuentra las emociones más profundas en una persona tocando un instrumento, además de mostrar los sacrificios que uno debe hacer si quiere convertirse en el mejor. Tensa, graciosa y catártica. Música y obsesión, como bien resumieron los queridos tituladores en español. (GGN)

1) Intensa Mente

Pixar no atraviesa su mejor momento. Años atrás tenía una filmografía impecable donde su mayor vergüenza era Bichos, que está lejos de ser una película mala. Luego de entrar en territorio mediocre con Cars 2 y no colmar expectativas con Valiente y Monsters University, uno realmente podía comenzar a pensar que ya no veríamos algo de la calidad de la Toy Story original.

Y entonces salió Intensa Mente, una película que detrás de sus colores y escenarios extravagantes esconde una historia sobre la alegría, la tristeza y su mutua relación. No es la más graciosa de Pixar pero sin duda es de las más emotivas y con uno de los mensajes más importantes para niños y adultos. Jamás te olvidaremos, Bing Bong. (JJTN)

Por Gastón González Napoli, Marina Santini, Juan José Torres Negreira y Pilar Villarmarzo

2 comments

  • Maximiliano  

    Me parece muy hollywoodense la lista y no refleja lo mejor del 2015. Además pusieron varias pelis estrenadas en 2014. No entendí. Independientemente de esto, está buena la revista. Saludos.

    • Revista MOOG  

      ¡Hola, Maximiliano! Las listas están hechas para discrepar, ¿pero cuáles decís que son de 2014? Quizá se nos haya escapado alguna. Otras como “Birdman” o “Whiplash” son del 2014 en EE.UU., pero acá se estrenaron en 2015. ¿Te referís a esas?

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *