Cine de electrónica: un género antes marginal a la pantalla grande

Este jueves el Centro Cultural de España será sede del primer Festival Cinematográfico de Música Electrónica, organizado por PULSE

Abre con un documental sobre el grupo alemán Kraftwerk y los inicios del techno. Continúa con otro sobre la actualidad del género. Pero el plato fuerte del 1er Festival Cinematográfico de Música Electrónica, que tendrá lugar este jueves 23 de noviembre en el Centro Cultural de España, es el cierre. ToF: cultura electrónica de pista en Uruguay recorre los comienzos de la escena montevideana a fines de los 80, el pico en los 90 con el mítico boliche Milenio, y la apertura de Phonoteque, que volvió a darle un centro a la movida hace cuatro años luego de un período de bajón.

El proyecto nació dentro de la licenciatura de Comunicación de la Universidad Católica. Su director Michel Franco y el director de fotografía Ignacio Lorenzelli lo desarrollaron en el marco de una materia de documental y decidieron continuarlo luego por su cuenta. En entrevista con MOOG, Franco cuenta que el proceso se dio siempre sin presupuesto ni organización, hasta que comenzaron a trabajar con una productora, Sofía Lust. Pero ahora hace un par de semanas que no quería ni salir porque todos sus conocidos le preguntaban por ToF . Justo cuando más necesitaba tomarse un respiro del trabajo en la película. “Es muy loco cómo se han dado las cosas desde el comienzo hasta ahora”, cuenta.

Franco se metió en el tema porque para esa misma materia de facultad tenía que filmar un minuto estático. Eligió a un amigo suyo pinchando música. Luego continuó la senda para el trabajo final, un teaser, y hasta aquí llegó. El tema lo atrae desde hace años: “Empecé a salir a fiestas electrónicas en 2009 con 17 años y fue algo que me cambió la vida, la manera de pensar la noche y la música”, dice. “Haciendo el documental conocí muchísimo y también me llevó a interesarme más en pinchar. Escuchar a las personas que están hace mucho tiempo te hace ver la diferencia entre un DJ que le pone amor a lo que hace y otro que está por la plata u otros motivos”.

El desafío más grande que encontró, explica, fue el material de archivo para mostrar la escena de Milenio. Dice que en video muy poco y en fotos también, pero que con lo que pudo rescatar se capta el sentimiento del boliche: “La gente que iba ahí se sentía segregada de otros lugares y eso generaba una energía linda. Todo estaba en paz y coexistía gente de muchos sectores de la población”.

El Festival Cinematográfico de Música Electrónica comienza a las 19 con el documental alemán Kraftwerk: Pop Art de 60 minutos y continúa con Beatz: divergences and contradictions of electronic music, filme con director español de 73 minutos. ToF dura 45.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *