Jessica Jones: la chica que no quiso obedecer

La segunda serie del convenio Marvel–Netflix trae otro rincón más oscuro del universo de Los Vengadores. Esta vez, a toda la violencia de Daredevil se suma bastante más sexo, alcoholismo, amoralidad y una sorprendente alegoría a la violencia de género
jessica jones
Puntaje: 8.5/10
Nadie sabía qué esperar cuando Netflix y Marvel anunciaron que Daredevil, Jessica Jones, Luke Cage y Iron Fist tendrían sus series originales en el servicio de streaming y que además compartirían universo con las películas que produce el estudio de Los Vengadores. Tras el estreno de Daredevil, la sorpresa fue muy bienvenida. Violencia cruda, temas maduros, un villano que realmente era amenazante y atractivo, todas cosas nuevas para la ficción marveliana tanto en cine como en TV y todas cosas que por suerte se repiten en Jessica Jones.
El personaje titular es interpretado por Krysten Ritter (conocida por su rol como Jane en Breaking Bad) y corresponde a una investigadora privada con poderes de fuerza sobrehumana. Lejos de ser la Mujer Maravilla, Jones tiene evidentes problemas con el alcohol y además de un carácter agresivo, y todo parece indicar que oculta un pasado muy oscuro. Es cierto: ese pasado tiene nombre y es Kilgrave (David Tennant, quien supo interpretar al décimo Doctor Who y a Barty Crouch Jr. en Harry Potter y el cáliz de fuego) un examante y villano de la serie que merece todo un párrafo aparte.
Esta primera temporada sigue a Jones en su intento de atrapar a Kilgrave cueste lo que cueste, en un trabajo de mucha investigación y no tantos golpes. Pese a que el tono se mantiene similar al de Daredevil, se ve una identidad diferente en cada una de las series. Jessica Jones dedica gran parte de su tiempo a seguir pistas y encontrar piezas faltantes en el puzzle que representa su villano central, mientras que Daredevil se hace paso a pura piña-patada-codo. No se encuentran en la nueva serie peleas tan bien coreografiadas como las de su antecesora, lo que se compensa con una trama que siempre mantiene el interés a base de un gran juego de gato y ratón.
Además, la serie cuenta con varios personajes interesantes como la compañera de Jones, Trish Walker (Rachel Taylor), o el mismísimo Luke Cage (Mike Colter) que se anticipa a su serie con un rol muy importante en esta temporada. Sin embargo, los humanos más débiles son los destacados, como Malcolm (Eka Darville), el vecino drogadicto de Jessica, o Hope Shlottman (Erin Moriarty), la última víctima de Kilgrave.
Es justamente él la razón por la que quizá Jessica Jones se eleve por encima de Daredevil. Si se cuentan los villanos del universo cinemático y televisivo de Marvel, solo Loki y Wilson Fisk -Ultron fue gracioso y nada más- son realmente villanos con los que uno se puede identificar. A ellos se suma sin dudas el magistral Kilgrave de David Tennant. Con un superpoder tan fantasioso como el de controlar mentes con solo dar órdenes, llevar este personaje a la pantalla chica en formato serie resultaba un desafío ambicioso, y el resultado final es un personaje que al escuchar a sus víctimas no tiene tanto que envidiarle al líder de un culto o a un esposos agresor. Pasa por las vidas de estas personas destruyéndolas sin remordimientos. Y sin embargo la genial actuación de Tennant, sumada a un guion muy bien pensado –véase el capítulo 8 como evidencia-, logran hacer de este un villano magnético que uno desearía siempre estuviera en pantalla. Opinión personal: le gana a Wilson Fisk por un poquito y a Loki tranquilamente.
Siguiendo con el análisis comparativo, Jessica Jones es recomendable para todo aquel a quien le gustó Daredevil, siempre que sepa que las peleas se reducen a cambio de más investigación. Es difícil saber si la serie puede salirse de la audiencia de fans de los superhéroes. Seguro tiene elementos externos y muy poco de heroico, aunque aun mantiene elementos fantasiosos que alejarán a cierta audiencia. Es una lástima, porque detrás de las pieles resistentes a las balas, el levantamiento de autos y el control mental, Jessica Jones cuenta historias muy humanas sobre la pérdida, la venganza y todo el remordimiento en el medio.
Juan José Torres Negreira (@soytujotita)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *