Miguel Bestard: de Gasoil a Londres a Río a caballo de una guitarra

El exvocalista de Gasoil y exguitarrista de Snake Miguel Bestard presenta su disco solista en el Centro Cultural Goes el viernes próximo


Foto: Facebook de Miguel Bestard

Por Mariano Revello Ubilla

Montevideo, hace ya muchos años. Un domingo de invierno te llega un mensaje de texto de un amigo. ¡Te invita a ver una banda ese mismo domingo! Solo había que mandarse hasta el Shannon en ciudad vieja. Esa noche escuché con atención a Miguel Bestard y su guitarra eléctrica por primera vez; lo acompañaban Rodrigo Trobo (exHereford) en la bata y Fafa Barboza (exVinilo) en bajo. Un jam in-interrumpido en dos sets de canciones, clásico tras clásico. Beatles, Stones, Led Zeppelin, Deep Purple, Pink Floyd y más. Me fui a casa con ese show en la cabeza, cómo Miguel se hacía uno con la guitarra, la acariciaba, la golpeaba, la traía y la llevaba mientras comenzaba y terminaba cada canción y cada impro que se desarrolla en el medio. Esa salida de domingo a ver a Los Tres Mosqueteros se iba a transformar en plan habitual.  

***

Este viernes 1ro de junio Miguel Bestard presenta su primer trabajo como solista. Aprovechamos la fecha para charlar con él acerca de este proyecto, su ida a Brasil y más.

***

Escuché por ahí que quedaste hipnotizado con una guitarra eléctrica en la casa de un amigo cuando eras chico, y que ahí comenzó este viaje. ¿Cómo fue eso? 

Esa anécdota sucedió exactamente así. Yo tenía unos diez u once años, estaba en la casa de un amigo y fue el primer contacto que tuve con una guitarra eléctrica. Ya había tenido contacto con una española de mi mamá, pero ese fue mi primer contacto con una guitarra eléctrica; se dio también al mismo tiempo que estaba empezando a escuchar los primeros discos de rock. Ese encuentro me dejo súper emocionado, reconocí muchas cosas que me estaban pasando cuando miraba un video, por ejemplo de los Rolling Stones, o escuchaba una canción. Me di cuenta de que todo pasaba por ahí, y no sé si me reconocí o tuve un despertador natural. No sé bien cómo explicarlo… desde que la tuve en mis manos, sentí algo muy poderoso. Recién a los quince años mi abuela me regala mi primera eléctrica y no paré más. Casi 20 años ininterrumpidos, no hice otra cosa más que tocar la guitarra.

Hablemos un poco del rock de acá.  ¿Cómo te marcó esa escena?

Empecé a tocar lo que podía, sacar acordes, a tocar en las primeras bandas. La primera un poco más importante, que sacó dos discos de estudio y con la que empezamos a entender de qué se trataba este trabajo fue Gasoil. De alrededor de 500 bandas obtuvimos el segundo puesto en el Pepsi BandPlugged, la edición que ganó Doberman. Por el año 2007 me sumo a Los Hermanos Brother, junto a músicos de Hereford y Snake, un proyecto por diversión que se profesionalizó. Por esa época empecé también con un trío, Los Tres Mosqueteros, junto con Fafa Barboza y Rodrigo Trobo, con quienes casualmente luego de diez años seguimos tocando. Por ese entonces con 23, 24 años tenía tres bandas, empezaba a grabar, a tocar de aquí para allá. En 2009 me voy de Gasoil, me invitan a tocar en Snake, con quienes tuvimos un gran desempeño, tocamos mucho en Buenos Aires, grabamos un DVD en el teatro MovieCenter, nos invitan a abrir el show de Aerosmith en Montevideo. Fue un antes y un después tocar en el Centenario, bastante increíble la trayectoria que tuvimos. Estuve cuatro años con ellos, la pasamos bárbaro, tengo grandes recuerdos.

Actualmente vivís en Rio de Janeiro, Brasil. ¿Cómo llega esta partida? ¿Te fuiste a probar suerte o ya había una propuesta sobre la mesa?

En el 2014 ya hacía un tiempo que estaba pensando en probar nuevos desafíos, ya había tenido una experiencia en Inglaterra, pasando por España también. Conocí Brasil en enero de 2014, me decidí y me vine. Básicamente comencé a dar clases en una pequeña escuela, fue un poco difícil, todos los contactos con los que contaba para empezar a tocar y hacer proyectos estaban con mucho trabajo. No tenía mucho conocimiento sobre el lugar, sobre la música, había muchísimos ritmos por saber, empecé a tocar por ejemplo bossa nova, choro, un poco de samba también.

Ya a los dos meses de dar clases empecé a tocar en la calle porque me pareció que era el único recurso para generar contactos, compré un parlante y a tocar con la guitarra acústica y el sombrero en piso. Bueno… eso me llevó a conocer a varios músicos, aquí hay un montón de músicos de rua con shows impresionantes. Ahí llegaron las participaciones en jams y en los boliches. Si bien soy muy tímido para la interacción, me dijeron que tenía que ir a presentarme, para que conozcan mi trabajo y mi manera de tocar.

Finalmente una noche estaba tocando solo con mi guitarra acústica y voz en la puerta de un boliche y pasó Rodrigo Suricato, vocalista de la banda Suricato, guitarrista también de Paulinho Moska. Se interesó por mi propuesta y quedamos en contacto. Al tiempo me invitó a su casa, hablamos de la vida y me propuso ingresar a su banda Fue súper importante, me abrió todavía más puertas.

***

Miguel cuenta que este encuentro con Suricato le permitió participar de propuestas para él impensadas, como lo fue su pasaje por PopStar, reality show de la cadena Globo, en donde acompañó en guitarra al artista André Frateschi. Obtuvo el primer lugar en el certamen.

***

En el medio de tanta actividad y tantos nuevos desafíos grabaste tu primer disco. ¿Cómo fue el proceso?

Hace mucho tiempo venía pensando y a la vez postergando este proyecto, tanto por trabajo como por estabilidad económica. Grabar un disco es súper gratificante pero al mismo tiempo pide una gran inversión de tiempo y económica también. Además de estar ahí para dar lo mejor. Más allá de tener el tiempo libre para hacerlo, tenés que prepararte, producir las canciones, y hacer el proceso que te lleva a estar listo para grabar. Utilicé ese tiempo libre para revisar lo que tenía compuesto, y llegar al proceso con un montón de canciones.

¿Cuántas grabaste?

El disco tiene diez, pero habré llegado con más del doble. Estuvo bueno porque seleccioné lo que me parecía mejor, hay canciones que hice hace cuatro o cinco años y otras que hice hace seis o siete meses atrás, entonces hay una buena cantidad que tienen que ver mucho con este último tiempo. Aproveché algunas cosas que había escrito antes y que nunca había publicado.

La idea del disco fue de un amigo que se llama Rodrigo Gama, y que co-produce el disco junto conmigo. Él tiene un estudio acá llamado Favelas, en Barra da Tijuca; se interesó por mi trabajo en vivo y me convenció a grabar. Primero pensamos en hacer algo más simple, registrar algunas canciones y ver qué pasaba, pero el proceso se volvió bastante interesante porque lo que empezamos a grabar nos gustó mucho y terminamos grabando el disco completo.

Tenés un invitado particular.

Tiene dos invitados muy importantes, uno de ellos es Rodrigo Suricato, a quien invitamos a participar en una canción y muy amablemente aceptó. Para la sorpresa de todos canta en español, se aprendió el tema en una lengua que no es la suya y cantó impresionantemente bien.

Después tiene también la participación de Fernando Cabrera en una canción que se llama “Solo”, que para mí es como un sueño cumplido. Esta canción la compuse básicamente pensando en que él pudiese participar, Fernando desde el año 2009 acompaña a Los Tres Mosqueteros yendo a los shows, y por esos momentos yo conocía su música, que me voló la cabeza. Desde aquí armé un demo de la canción, se la mandé contándole que estaba grabando un álbum, y consultando si tenía condiciones y estaba interesado en participar. En diciembre del año pasado en Lang Studios en Montevideo grabamos su participación, lo cual fue increíble; yo había ido con un arreglo para ese tema en el cual Fernando podría cantar una parte y él vino con su hoja con toda la letra anotada y me dice: “Che, si queres te cuento lo que pensé para la canción”. Para mí fue una cosa de locos, propuso que cantáramos al unísono y quedó un tema impresionante para mí, emocionalmente.

¿Cómo definirías a Busker?

Es un disco que tiene elementos acústicos, lo único que se grabó eléctrico fueron algunos bajos, donde participa mi gran amigo de los Tres Mosqueteros, Fafa Barboza. Participan también varios músicos de Brasil, como yo no tenía banda la propuesta fue guitarra acústica y voz como elementos principales y algunos acompañamientos. Tiene elementos de blues, mucho folk también, algunos toques de candombe, tango y algunas influencias de música brasilera, por lo que quedó un disco bastante variado pero que respeta la base acústica. Fue grabado de una forma natural que a mí me gusta mucho.

Respecto a la parte artística, la artista brasilera Paula Acosta, esposa de Rodrigo Suricato, se interesó por la propuesta y formó un equipo que hizo un trabajo artístico increíble.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *