“Nunca vamos a pensar en lo más obvio”: Andrés y Lucía Torrón

Esta noche, Dos (el dúo de Andrés y Lucía Torrón), presentará su EP debut, Demasiado tarde, en Bluzz Bar. Antes del show, MOOG charló con padre e hija

Foto: Ignacio Trías

Por Rodrigo Guerra

En diciembre del año pasado se publicó en plataformas digitales Demasiado tarde, un EP de cuatro canciones del proyecto musical Dos, una colaboración entre Andrés y Lucía Torrón. Con colaboraciones de Juan Campodónico, Sebastián Teysera y Luciano Supervielle, los temas de su debut están unidos por cierta oscuridad e ironía.

Andrés fue miembro de los grupos Públicas Virtudes y Torrón Trío, y compartió grabaciones con Jorge Drexler, Fernando Santullo y Santiago Tavella. Además de ser músico y productor, se dedica al periodismo musical, y en 2014 publicó 111 discos uruguayos, un libro que propone un repaso de la historia musical del país. Lucía comenzó a cantar profesionalmente hace unos años: colaboró con Campo en Tambor del cosmos (2017) –donde toma la voz principal en “Wasted”, uno de los momentos más destacados del álbum-, y está en la banda de Fernando Santullo y Juan Casanova. Además participa en el colectivo Enlaces.

Esta noche a las 22.00 se presentan en Bluzz Bar (Canelones 760) e incluirán a Lucía Romero en teclados, trompeta y coros. En total interpretarán doce canciones: las cuatro del EP, tres versiones, canciones nuevas y canciones rescatadas. Antes del show, MOOG charló con ellos.

***

Andrés, en una entrevista comentaste que Demasiado tarde surgió cuando Lucía encontró algunas letras que no habías grabado. ¿Cómo fueron armando el EP?

Andrés: Al principio nuestra idea era grabar un tema, que fue “Demasiado tarde”.

Lucía: Después nos copamos porque queríamos presentar algo para el MEC, y a raíz de eso seguimos.

Andrés: Los temas terminaron teniendo un tratamiento muy distinto a lo que estaba antes, pero letra y música hecha, eran temas viejos como “Demasiado tarde” y “Sobreviví”. “Memoria” era un tema que había hecho, pero que nunca lo había terminado, y “Mentiras” también, lo tenía empezado y lo terminé pensando en el EP. Vimos más temas, pero elegimos esos cuatro porque cerraba una misma idea. Era un concepto medio difuso, pero concepto: tenían una misma onda, un mismo mood.

Uno de los padrinos del proyecto fue Juan Campodónico. ¿Grabaron en su estudio?

Andrés: Una parte la grabamos en mi casa y la otra en el estudio de Juan. Él fue un padrino importante porque fue a quien le mostramos los temas primero y nos dio para adelante. Todo fue cerrando de a poco; primero iba a ser un tema y después fueron cuatro. Más adelante salió la idea de mostrarlo y luego de lo de tocar…

Lucía: Que ahí está el otro padrino, que es Juan Casanova, que nos dio la oportunidad de tocar varios temas en el recital de Enlaces en La Trastienda.

¿Esa fue la primera vez que tocaron en vivo?

Andrés: Sí, de hecho fue el disparador para que decidiéramos amar un proyecto para tocar en vivo. Al princiipio fue “toquemos esto para ver qué pasa”.

Lucía: A raíz de Enlaces conocimos a Lucía Romero, que la raptamos y ahora es nuestra [risas].

¿Qué le aportó Lucía Romero al sonido del dúo?

Andrés: Si bien en el EP no había tecladista, yo hice varias programaciones y además toca Supervielle. El sonido del teclado estaba el concepto y Lucía aporta pila: hace coros, toca trompeta, teclados. Su incorporación fue a raíz de que nos invitaron a hacer un Sofar, los shows íntimos. Esos son recitales más chicos, más intimistas, pero no queríamos hacer algo acústico porque no tenía nada que ver. Si lo hacíamos, sentíamos que nos faltaba algo. Entonces hicimos una cosa con secuencias y llamamos a Lucía para que se sumara.

Hace unos meses publicaron el EP en vinilo. ¿Cómo surgió la idea de publicarlo?

Andrés: Empezó como un capricho. Me enteré que se hacían vinilos artesanales y en principio pensé en hacer uno para tener de recuerdo. Después quise hacer dos más para regalarle a Juan Campodónico y a Lucía [Torrón]. Después le dije a unos amigos y se coparon.

La tapa está increíble para estar en vinilo.

Lucía: Sí, esa foto la sacó Andrés con su celular mientras caminaba por la playa.

¿Qué importancia le dan a los visual como complemento de la música?

Andrés: Creo que las canciones del EP tiene como un clima. Decimos que es cinematográfico porque tiene una cosa por ese lado.

Lucía: De ir caminando con auriculares. En Youtube está todo conectado:  la tapa del disco, la playa desierta, las canciones.

***

Demasiado tarde por dentro.

“Demasiado Tarde”

“Hoy esperé millones de horas / A que pasara todo pero no pasó / Es demasiado tarde para terminar”.

¿Cómo surgió el tema?

Andrés: Esta canción es una de las antiguas; debe ser del 2000. Cambió mucho cuando la grabamos porque en general el arreglo original lo tocábamos con un trío que ya tenía una cosa medio Portishead. En la versión original, la parte de los trombones la hacía una guitarra pero muy hacía atrás. Ahora se me ocurrió ponerlo como motivo principal…

Lucía: Suena como medio película de espionaje.

Andrés: Martín Morón toca dos trombones o más, pero además están unos trombones que puse y que están arreglados desde un MIDI. Ese sonido le da ese arreglo grande.

La letra va marcando la pauta de lo que va a ser el resto de las canciones del EP.

Lucía: Sí, creo que por eso lo pusimos en ese orden [risas]. Además fue porque sentimos que fue demasiado tarde cuando lo hicimos. Teníamos la idea de grabar desde hacía mucho tiempo.

Andrés: Lo de “Demasiado tarde” era como un chiste interno para decir que esperé tanto para hacer esto. Me parece que lo elegimos como primer tema porque la letra abre el panorama del EP. La interpretación de Lucía es re importante porque tiene esa cosa media contenida; aunque estás cantando algo como si no te importara en realidad estás diciendo varias cosas fuertes…

Lucía: Y a lo último explota.

Andrés: Todas las letras del EP tienen un poco de melancolía y de desencanto. Me parece que no es un bajón, sino que es algo más irónico de tomarse algo malo como medio a la ligera.

“Mentiras”

“Las mentira siempre gana / Porque todo puede ser verdad / Las heridas nunca sanan / porque siempre queda algo más”.

En esta canción participa Sebastián Teysera, que canta de una manera distinta a la que se lo tiene asociado. ¿Cómo lo contactaron?

Lucía: Yo estuve en varios recitales de Enlaces y así generamos un vínculo. Un día le dije a Juan Casanova: “Che, ¿decís que le digo a Seba para cantar?” y me dio para adelante. Un martes que nos sentamos a componer terminamos en Bakers con Seba y le hice escuchar el tema. Quedó copado y se sumó.

Andrés: A mí se me ocurrió que la voz de Sebastián aportar. El tema viene como medio bossa nova y en el estribillo pasa a ser medio de milonga, aunque muy sutil. Pensamos con Lucía en poner una voz masculina, que capaz no es la opción más obvia…

Lucía: Nunca vamos a pensar en lo más obvio…

Además meten baterías programadas en el tema.

Andrés: En el estribillo hay batería de verdad. Esto es batería programada pero con bombo digital pero tocado con el pie.

“La mentira siempre gana”. ¿De dónde viene la letra?

Andrés: Viene del mismo personaje de “Demasiado tarde”. Es una cosa media desencantada, pero a la vez irónica. No me gusta explicar las letras, pero podés interpretar que es una visión personal entre dos personas, o que es una cosa más general donde la “mentira siempre gana”.

¿Todas las letras del EP parten de experiencias personales o vienen de un personaje?

Andrés: Son letras muy directas, sin vueltas, pero de libre interpretación. Puede ser algo muy personal o en algo muy general. Además en este tema toca Luciano Supervielle.

¿El encuentro también se da por Enlaces?

Andrés: Sí. Con Luciano no somos superamigos pero tenemos una relación, lo admiro pila y Lucía también. Cuando hicimos el arreglo, habíamos pensado que la parte instrumental tuviera una especie de solo de Rhodes. La idea era llamar a alguien para que toque, y los dos pensamos en Luciano. Fue increíble lograrlo porque se hizo un tiempo. Estaba a full…

Lucía: Sí, esperamos a sacar el EP por él. No nos importaba nada.

“Memoria”

“Dicen, / ‘Toda memoria es mentira’ / Entonces, / ¿Cómo cargo con este muerto?”.

Andrés: Esta es una de las canciones que es de la etapa del Torrón Trío, pero que nunca la llegamos a tocar. Quedó media inconclusa y la terminamos para este proyecto. Esta es una de las canciones que más cambió desde el arreglo original.

Lucía: Hay una parte bien Portishead, aunque nunca lo pensamos directamente. Yo soy bien fan del bajo y los bombos graves.

Andrés: Esa es una influencia de Lucía que viene del trap. No soy fan de una banda en especial, pero hay algo de eso en el EP.

En “Mentiras” también están las baterías programadas, que tienen una cosa de trap.

Andrés: Eso sí, es más trapero y más consciente, aunque es muy sutil porque no podés decir que es trap.

“Sobreviví”

“Sobreviví al desastre / Al menos por ahora  / No aprendí  / No vi el lado bueno de las cosas / Pero sobreviví”.

La letra del último tema marca un cierre…

Andrés: Sí además uno de los temas favoritos de Lucía.

Lucía, ¿qué te produjo cantar las canciones de Andrés?

Lucía: Hace mucho tiempo que conozco las letras. No te voy a decir que las entendía, pero el sonido siempre me llamaba la atención. Leer sus letras me llevó a mucho más y ahí entendí todo: lo que es el sonido, lo que dice. Encontré una manera de interpretarlo que me hace sentirme muy cómoda.

Andrés, ¿cuánto tiempo habías pasado sin tocar la guitarra?

Andrés: En realidad no la dejé nunca, pero sí dejé de hacer cosas mías. Eso fue desde el 2001, que tuve como una crisis y abandoné, pero produje a otros artistas y después toqué con Mario Villagrán y  Santullo.

Después de tantos años, y de la experiencia en producción, ¿cómo fue volver a hacer algo tuyo?

Andrés: Es tremendo, aparte de hacerlo con Lucía. El hecho de que sea una cosa colaborativa y un proyecto abierto me ayudó mucho porque puedo producirlo tomando cierta distancia. Son mis cosas pero puedo ser un poco más objetivo. Antes me costaba mucho ser objetivo, tenía mucha autocrítica, y eso fue lo que me hizo dejar. Tocar con Lucía, que ella cantara y que me diera su visión me ayudó mucho. Me permitió poder producirme sin tener prejuicios.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *