Rosito: un dúo de mellizos uruguayos que grabó en el estudio de Sabina

Martín y Adrián Rosito estrenaron un videoclip de su disco de próxima edición, Despegando el barro, y te contamos por dónde irá su álbum
rosito
El dúo Rosito es una cosa rara en el panorama musical uruguayo, aunque no tanto por su folk-pop acústico y guitarrero, sino por dónde lo grabaron: los mellizos Martín y Adrián ganaron un certamen internacional de cantautores en España el año pasado, cuyo premio consistía en la grabación de un disco en el estudio de Joaquín Sabina. Seguramente solo con eso se habrían quedado contentos, pero resultó que el propio Sabina pretendió que Martín se subiera al escenario con él cuando actuó en Montevideo este 2015, e incluso estando en la Madre Patria fueron invitados por la corista Mara Barros -que grabó en el disco- y el mítico Pancho Varona a tocar en las Noches Sabineras que se celebraron en Madrid. Se les fueron abriendo las puertas e iniciaron una gira por tierras hispanas que todavía continúa, desde su arribo para empezar a grabar en julio.
La semana pasada, los Rosito presentaron un primer vistazo al EP de seis canciones que grabaron en este viaje, completado en otro estudio también en España. Se trata de “Clave de sol”, cuyo videoclip grabaron en la ciudad de Úbeda, y que recorre en su letra por los cerros de esa localidad y la provincia andaluza de Jaén en que se encuentra. El tema, una balada romántica aunque no por eso azucarada, tiene un estribillo pegadizo, con sutiles solos de guitarra acústica, un bajo más que destacable y las voces de los mellizos que ya tienen algo de acento pegado y se amoldan en gran forma a la atmósfera.
MOOG tuvo acceso al resto del álbum, que llevará el nombre de Despegando el barro y verá la luz públicamente el 26 de enero próximo. Incluye canciones como “De otra estación”, de tono más triste, o la sombría “Historia de una canción”, ambas con la participación de Mara Barros. El guitarrista Borja Montenegro -un violero que ha tocado con José Luis Perales, Rosana, Ana Belén y Víctor Manuel- cedió sus seis cuerdas a los hermanos, y su trabajo en punteos es uno de los mayores destaques. Los Rosito dirigen la batuta, desde la percusión de Adrián, siempre contenida, a la voz de Martín, que aun sin lujos tiene un registro ideal para la música que componen -en “Tu huella” la voz principal la toma Adrián, y deja en evidencia que los genes no tuvieron preferencias a la hora del reparto de cuerdas vocales-. Música que es tan uruguaya en su melancolía como tintes españoles tiene en su ejecución.
Gastón González Napoli (@GastonGonzalezN)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *