“Saga”: el cómic del momento

Saga es el cómic de ópera espacial que estabas buscando y acá te contamos por qué
saga
Con Guardianes de la Galaxia el año pasado, y Star Wars a finales de 2015, la ópera espacial vuelve a estar de moda. Para los que quieren más de un género tan específico, los cómics siempre son una alternativa. Y Saga es el cómic del momento.
Saga cuenta la vida de Hazel, empezando desde su nacimiento (en la primera página), sin saltearse nada. Sus padres, exsoldados de dos bandos distintos en una guerra que abarca toda la galaxia, son perseguidos no solo por desertores y traidores, sino también por haber hecho algo tan impensable como tener una hija.
Los elementos de ciencia ficción y fantasía alimentan el conflicto, pero nunca lo alejan de su centro humano (sí, ya sé, es una frase que termino usando casi todas las semanas, pero así son mis gustos). Saga es, en partes iguales, un romance épico y un drama familiar sobre los sacrificios que hacen los padres por sus hijos. Al menos en lo que va de su publicación, desde el 2013. El cómic está constantemente creciendo y ampliando su trama, a medida que Hazel crece y el peso de una vida al margen de la ley se empieza a hacer notar cada vez más en su familia.
Pero lo que decididamente convirtió a Saga en un hit inmediato fueron su caracterización sólida, en particular de sus personajes femeninos, y la minuciosidad con la que trata la intimidad de sus personajes, ya sean padres primerizos o príncipes de un planeta de robots. A diferencia de la mayoría de las obras de fantasía o ciencia ficción, Saga no excluye el sexo de la vida de sus protagonistas. Es parte de su identidad.
El guion de Brian K. Vaughan está lleno de sorpresas y elementos de ciencia ficción que en otros lugares serían disparatados. Fiona Staples ancla ese trabajo con sus ilustraciones, tan vívidas como personales. Entre ambos, presentan un mundo realizado, fantástico, y muriéndose de ganas de ser adaptado al cine. El diseño gráfico del libro (esto incluye diagramado, letreado y demás labores que los artistas no cubren) merece una mención especial. Fonografiks presenta una estética que, lisa y llanamente, pertenece al siglo XXI, y se destaca en un mercado con diseños que poco han evolucionado desde mediados de los noventa.
Saga continúa evolucionando y ganando público. Si vas a leer un solo cómic este año, que sea este. Súbanse ahora al tren, porque Saga no para.
Gonzalo Salinas (@salsaman1991)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *