Snarky Puppy: “El mundo necesita músicos valientes y creativos”

Frente a una sala llena, Snarky Puppy inauguró el ciclo 2016 del Jazz Tour con uno de los recitales más destacados de lo que va del año. En la noche del 10 de marzo, la banda formada por exestudiantes de la Universidad de Texas ofreció un espectáculo basado en la improvisación y la buena energía entre sus integrantes
snarky puppy
A las 21 horas el Francisco Fattoruso Group abrió la noche con un set de tres canciones que incluyó un tema de Khronos, su próximo álbum. Con la Sala Principal del Teatro Solís llena y con una gran expectativa del público, se podía notar que la noche iba a ser especial.
Media hora después, los miembros de Snarky Puppy subieron al escenario con Magda Giannikou, quien lidera el grupo Banda Magda. Siguiendo el concepto del disco Family Dinner, oficiaron de banda soporte a la cantante griega que, gracias a su acordeón y a su gran voz, logró que los espectadores aplaudan y coreen sus canciones como si las conocieran desde hace tiempo.
Finalmente, sobre las 22 horas comenzó el show tan esperado por el público. Durante una hora y media, Michael League y los suyos presentaron canciones de su próximo disco, Culcha Vulcha, y las complementaron con temas de sus trabajos anteriores. Jazz, funk, soul, samba y  chacarera formaron parte del tan variado repertorio.
Uno de los momentos más destacados se dio cuando Michael League invitó al violinista uruguayo Federico Nathan (quien había participado del álbum Sylva) a tocar una canción, que según League, “se había aprendido esa misma tarde”. La mezcla entre trompetas, sintetizadores y el violín de Nathan desembocó en un mar de aplausos por parte de un público encantado.
Lo que hizo al recital tan especial fue que se podía sentir cómo la música iba tomando forma sobre el escenario. Michael League ofició de director de orquesta al señalar qué instrumento debía ejecutar su solo, lo que generó un sentimiento de espontaneidad único. En varios momentos de la noche se pudo notar cómo las improvisaciones no sólo asombraban al público, sino también a los propios miembros de la banda. Esto se notó cuando alguno improvisaba: los otros no se podían borrar la sonrisa de la cara.
Luego del bis, donde el público participó coreando a todo volumen, los aplausos sonaron tan fuerte que la banda decidió volver al escenario. Con un excelente jam de casi diez minutos, Snarky Puppy cerró una noche que, como era de esperar, fue fascinante.
Días antes del recital nos comunicamos con Michael League vía mail con el objetivo de que respondiera algunas preguntas de cara al show. Recién ayer nos llegó su respuesta pero creemos que vale la pena publicar la conversación.
Todos los miembros de la banda se conocieron en la Universidad del Norte de Texas. ¿Qué  géneros musicales los influyeron?
Para mí Snarky Puppy es la combinación de la música negra y blanca de Estados Unidos. Varios de nosotros nos formamos como músicos blancos de rock and roll y el resto se formó en la comunidad negra como músicos góspel. En cierto punto, cada miembro de la banda aprendió del otro para expandir su personalidad musical. Lo que tenemos en común es que todos estudiamos jazz, fue debido a esto que segeneró un interesante grupo de personas con un amplio rango de experiencia musical y una actitud de mente abierta con respecto a distintos estilos musicales.
Cada álbum de la banda se centra en un estilo musical diferente (Family Dinner Vol. 1 tiene un estilo R&B, Amkeni fue influenciado por la música africana). ¿Qué los motiva a moverse en distintas direcciones?
Discos como Amkeni, Family Dinner y Sylva son proyectos especiales porque tienen un concepto único. Nuestros discos “normales” –Culcha Vulcha, We Like It Here, Ground Up, Tell Your Friends, Bring Us The Bright, The World Is Getting Smaller y The Only Constant-,son muy diversos pero todos tienen un concepto similar. El hecho de que cada miembro de la banda esté acostumbrado a trabajar con una gran variedad de artistas yde diferentes estilos musicales nos permite movernos en muchas direcciones. Sin duda eso alimenta nuestra curiosidad y nuestro deseo de desafiarnos en cada trabajo que hacemos.
¿Cómo surgió la idea de brindar workshops a estudiantes de música?
Nosotros tenemos una fuerte creencia en el poder de la educación musical. Cada miembro de la banda ha estudiado en una escuela musical o ha aprendido de maestros influyentes en su juventud, por eso sentimos que tenemos la responsabilidad de devolver esas enseñanzas a aquellos que deseen adquirir algo de nuestras perspectivas y experiencias. Sin embargo creo que nuestro principal objetivo es ayudar a que la gente haga realidad sus visiones artísticas. El mundo necesita músicos valientes y creativos. Espero que podamos alentar a los otros para que lo logren.
En su nuevo álbum aparecen artistas de todas partes de todas partes del mundo. ¿Cómo nació el concepto de Family Dinner Vol.2?
La serie de álbumes de Family Dinner comenzó como un ciclo semanal que teníamos en un club de Nueva York llamado Rockwood Music Hall. Todos los viernes a la 1:00 de la mañana nos juntábamos con tres diferentes compositores que admirábamos. Al final el ciclo se volvió muy popular entre músicos y amantes de la música que salían en la noche. Durante esa serie de conciertos comenzamos a desarrollar una fuerte relación con varios de esos artistas. Obviamente el próximo paso era hacer un álbum con ellos.
Rodrigo Guerra (@RodriGuerra96)

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *